Vídeos Comicos "Les Luthiers"

Loading...

martes, 18 de septiembre de 2007

Don Omar: La Violencia más allá de las letras

El siguiente texto es un extracto de agencias especializadas en el tema 8EFE)

"Guerrero del juego, del hierro, del fuego/si hay que morir se muere, sin miedo/vamos a darle allí/tiren a matar...”, canta Don Omar en el tema Vamos a darle, en su disco Los bandoleros. No se trata sólo de una evocación romántica al mundo de la mafia y las pandillas. Los músicos del popular reggaeton se han visto en más de una oportunidad envueltos en balaceras, casos de narcotráfico y han seguido en sus propias existencias el estilo de vida que propone y emula este género musical. Está por ejemplo el tiroteo en el que se vio involucrado el pasado 20 de julio el reggaetonero puertorriqueño Rakim, quien tuvo que ser hospitalizado por una herida de bala en un brazo. El joven de 26 años, José Martín Nieves Jaime, del dúo Rakim y Ken-Y, fue herido de bala a las 4.15 frente al bar “Doble seis” de Caguas, colindante a San Juan, después de que un individuo no identificado discutió con unos amigos del cantante y comenzó a disparar.No es el único caso. William Omar Landrón, Don Omar, quien confesó a la revista Playboy México que le “encanta” el concepto de la mafia, fue arrestado el 7 de septiembre del 2004 frente a la casa de su madre mientras fumaba marihuana en su vehículo Hummmer, donde se le incautó un arma y 1.243 dólares en efectivo.

El más conocido de los reggaetoneros y máximo enemigo profesional de Don Omar, Ramón “Raymond” Ayala, o Daddy Yankee, quería ser pelotero profesional, pero fue herido de bala en la pierna derecha, lo que acabó con sus ilusiones de jugar al béisbol.También superó la tentación de caer en el mundo del narcotráfico y la delincuencia centrando todas sus ilusiones en la música, una decisión que resultó ser “una bendición y un privilegio”, asegura.Yankee además se considera “el único guerrero de la vieja guardia que queda en pie”, refiriéndose a los pioneros del género que comenzaron a distribuir sus obras grabándolas en casetes y vendiéndolas en las escuelas y en la histórica discoteca “The Noise” de San Juan, donde los tiroteos estaban a la orden del día y de la noche.Al ritmo del narcotráficoEntre aquellos pioneros se encontraba el reggaetonero Tempo, cuyo nombre verdadero es David Sánchez Badillo, y que se encuentra cumpliendo condena por narcotráfico en una cárcel en Orlando, Florida, en los Estados Unidos.La lista continúa. El pasado 31 de enero murió de un infarto uno de los productores de reggaeton más respetados, Francisco Muriel Castillo, alias Buddah. En junio del 2004, Buddah fue enjuiciado junto a Tempo por narcotráfico y un jurado los encontró culpables de distribuir grandes cantidades de heroína, cocaína, marihuana y crack y de poseer armas de fuego para proteger puntos de venta de drogas. Ambos cumplieron un año y medio de prisión antes de que el caso pasara a un tribunal federal, que exoneró a Buddah, mientras que Tempo permaneció encarcelado por ser considerado el líder de aquella organización de narcotraficantes.Tres semanas después de haber salido de la cárcel, Buddah retomó su carrera y después de algunas producciones fallidas publicó “Buddah\'s Family”, donde participaron, entre otros, músicos como Divino, Don Omar, Héctor “El Father”, Ivy Queen, Zion, Lennox, Baby Rasta, Lefty, Trébol Clan y el poeta urbano Gallego.En febrero del 2006, Israel Perales Ortiz, intérprete conocido como Mexicano, fue arrestado cerca de San Juan por posesión de heroína y crack.

El 2000, después de haber estado prófugo de la justicia por siete años, fue arrestado en Tampa (Florida) por haber amenazado en 1993 con un arma de fuego a un empleado de un restaurante en Puerto Rico.La violencia en el reggaeton viene de sus orígenes, cuando muchos “bichotes”, o jefes de puntos de drogas, ayudaban a financiar los primeros discos compactos de estos artistas urbanos, la mayoría criados en barrios marginales. Muchos afirman haber encontrado la salida en la música, mientras otros la hallaron en Dios.Un ejemplo es Luis Armando Lozada Cruz, Vico C, conocido como el “filósofo del rap” y considerado el precursor del reggaeton en Puerto Rico. Después de haber superado sus problemas con las drogas, hoy trata de que se desvincule el género con la violencia.De esta forma surgieron canciones que, al son del ritmo contagioso, ahora hablan de la amistad con Dios, la relación con la hija o el amor por la esposa. Al final de cuentas, el reggaeton sólo refleja las vivencias —espirituales o violentas— de sus artífices".

A ésto se le suma la detención cautelar del músico en Santa Cruz (Bolivia) por supuesta estafa al no presntarse a un concierto durante el año 2006 en la ciudad de La Paz (Bolivia).

"Don Omar aprehendido en Bolivia por contar el cuento del tio, dijo q no canto el año pasado en La Paz porque no llego su pasaje. Que tal? (mayor información en :.http://www.eldeber.com.bo/2007/2007-09-18/vernotaaldia.php?id=070918110453 )