Vídeos Comicos "Les Luthiers"

Loading...

domingo, 4 de noviembre de 2012

¿Continùa el Plan Còndor?

Luego de tres (3) décadas de haber concluído los mandatos de dictaduras en Sudamèrica, hoy me pregunto si también concluyó el Plan Cóndor (pacto secreto entre los gobernantes de la década de los 70`s para erradicar el comunismo y cualquier sistema contrario al que en ese momento se oponía a los presidentes de facto).

En Bolivia luego de reponerse el sistema democràtico (1982) se piensa que concluyó el programa de eliminar resistencia anti-dictaduras. ¿será así?

Al parecer grupos organizados y relacionados entre sí han aparecido esporádicamente, muchos de ellos criticados fuertemente por los actuales gobiernos y en el último tiempo reprimidos de una forma mucho más intelectual que violenta.

Considerados como movimientos separatistas, de extrema derecha, desestabilizadores o "irregulares" es que fueron catalogados para etiquetarlos y ser mostrados públicamente según conveniencia del pensamiento político de turno.

La existencia de diferencias políticas entre regiones han derivado en abrir una brecha entre las mismas regiones que apoyan o defienden el actual gobierno del presidente Evo Morales Ayma, dando con esto ciertas situaciones que han desencadenado en reacciones violentas de uno y otro lado.

Con la aparición del grupo denominado "terrorista" comandado por el boliviano-croata Eduardo Roszá, quienes fueron ejectuados en un hotel de Santa Cruz de la Sierra en 2.009, se tornó mucho más fuerte la persecuciónn de ciertos líderes opositores al gobierno de Morales, muchos de estos empresarios cruceños ligados a la derecha política y subvencionando en algunos casos actos de vandalismo.



El Plan Cóndor nació de una reacción jerárquica presidencial para aplastar los movimientos subersivos que iban a derrocar a los gobiernos dictatoriales de turno de la década de los 70`s, pero que se ejecutó de una forma brutal, al grado de reclutar ex nazis como Klaus Barbie, Walter Rauff y otros de menor rango en la Alemania de Hitler. Hoy la lucha se desata en los medios de comunicación de quien queda más ridiculizado y aborrecido por la población.